Adicta a la cocacola

Jovencita deliciosa, con tetas pequeñas y coño hinchado y caliente, se pone toda cachonda lamiendo el cuello de una botella de cristal, cual polla gorda se tratara. La lame, la chupa, imaginando una verga en su lengua, y se pone tan a tono, que no puede