Cabalgando a su profesora sobre la mesa - Profesoras

Todos los días tiene que verla y llega un punto en el que no puede resistirse a su profesora. La mujer está buenísima y tiene un par de ubres brutales. Pero lo mejor es que es una cachonda y, cuando notó el calentón de su alumno, se lanzó a cabalgar