Comida sana para su chocho hambriento

Embardunada de aceite , lubricada, cachonda y desnuda ,se abre de piernas en el sofá, para dar de comer una sana zanahoria, grande, gorda y dura, a su coñito hambriento. No satisfecha, le mete un calabacín aun mas gordo.