Comiendo rabo con ganas

Esta morena aprovecha la siesta de los niños, para dejar que su marido la grabe en POV comiéndole el rabo, gordo y duro, con ganas. Lame, chupa, succiona y traga con fuerza, sin dejar de pajear y acariciarle en todo momento, volviéndolo loco del gusto,