Disfrutando del freno con desenfreno

Esta nena si que tiene amor a su descapotable. Hasta tal punto que se pone cachonda y se da placer con el freno de mano mientras siente en su culito el suave roce de la palanca de cambios. Para que luego digan que las mujeres y los coches son incompatible