Dos dildos, uno por delante y otro por detrás

Anda que no se lo pasan bien estas dos mujeres, entre sus bocas viciosas y sus consoladores se marcan unos polvos lésbicos alucinantes. Incluso se atreven con la doble penetración, un consolador por el coño y el otro por el culo.