El obrero se folló a la madura dueña de la casa

Su marido no estaba y tenía a un obrero en casa, a ella, una mujer refinada y con clase, curiosamente le ponen muy cachonda los hombres rudos como los obrerosTotal que la mujer pilló un calentón con el tío que no se pudo contenerLo sedujo con sus arma