Maestro universitario altamente exigente

Esta chica aún no sabe leer bien en publico, así que el maestro la obliga a quedarse practicando después de clase. La pelirroja coge el micro que le ofrece su profesor y se lo mama con ganas, chupa, lame y traga con ganas la gorda verga que le ponen po