Mamando la �flauta� a dos manos

En la cocina y a dos manos como si tocara la zambomba, le está haciendo una felacion preciosa, aunque preciosa es ella un montón aún sin quitarse las gafas . Esa rubia la come con cierta devoción. Lo mira y parece que le pide que se corra ya encima de