Meándose a chorros en los pantalones

Una meona guarrilla se orina por la pata abajo dejando los pantalones empapados y la tapicería del sofá destrozada.