Una entrevista muy porno

Y los entrevistados, unos cachondos